Cómo hacer helado en casa: Helado de cerezas con queso philadelphia

Ayer, inspirada por la receta de helado de cerezas que publicó Pepekitchen, me decidí a hacer mi primer helado casero.

No tengo heladera, así que lo he hecho en plan “rústico” siguiendo los consejos para hacer helados que el mismo Pepekitchen tiene en su blog.

Como no tenía la misma cantidad de ingredientes que los que aparecen en su receta tuve que ponerme, calculadora en mano, a resolver diversos problemas matemáticos.

Si para 400 gr. de cerezas se necesitan 250 gr. de queso mascarpone, ¿cuántos gr. de queso se necesitará para 125 gr. de cerezas?

Venga, vamos a despejar la incógnita:

Sí, las mátemáticas también se aplican en la cocina ;). ¡Viva la regla del 3! (se tiene que notar que fui a la escuela, jajaja)

Ya véis, no tenía la misma cantidad de ingredientes, ni uno de los ingredientes principales, el queso mascarpone. Como lo que tenía en casa era una tarrina de queso philadelphia light me aventuré a hacerlo con este otro queso.

Lo empecé a hacer hacia las 21:30 de la noche. Una vez preparada la masa la metí en el congelador y hasta las 00:00 de la noche estuve batiéndolo cada 10-15 minutos. Lo ideal, según he leído (y ahora NO sé dónde) es hacer este proceso a lo largo de 6 horas. Sin embargo a las 00:00  mi cuerpo dijo ¡basta!, ¡no quiero batir más!, y me fui a dormir con la esperanza de  que el helado fuese más o menos comestible al día siguiente.

Así que el día siguiente, o sea, hoy, llegó.  Y héte aquí el resultado:

Helado de cerezas con queso philadelphia

Ingredientes:

  • 125 gr. de cerezas (el peso es sin el hueso ni el rabito)
  • 80 gr. de queso philadelphia light
  • 150 gr. de yogurt griego
  • 50 gr. de azúcar glasé
  • un chorrito de leche condensada light

Indicaciones:

  1. Lavar bien las cerezas.
  2. Deshuesarlas y eliminar las partes “feas”, si es que hay alguna cereza demasiado madura.
  3. En el vaso de la picadora, picar ligeramente las cerezas.
  4. En el mismo vaso de la picadora, para aprovechar los jugos de las cerezas, echar el queso, el yogur griego, el azúcar y la leche condensada.
  5. Batir a mano para mezclar bien los ingredientes.
  6. Verter la mezcla en un recipiente con tapa que pueda meterse en el congelador.
  7. Congelar y cada 10-15 minutos, y a lo largo de varias horas, sacar el recipiente del congelador y remover bien el helado para conseguir una textura cremosa.
  8. Si el helado es para servir al día siguiente, sacarlo del congelador unos 20 minutos antes de servirlo.
  9. Para hacer las bolas de helado con más facilidad poner la cuchara para servir helados en agua muy caliente.
  10. Decorar con un poco de caramelo líquido (chocolate derretido, miel, sirope, etc.) y trocitos de galletas digestive.

AVISO: No es un helado dulce, pero sí gustoso. Al que le guste más dulce, debería añadir más azúcar glasé.

Haz clic aquí para descargarte esta receta en formato PDF (Acrobat Reader).

Tartaletas de queso mascarpone y philadelphia

Últimamente me ha dado por improvisar en la cocina. Salirse de lo establecido en una receta y añadir o quitar ingredientes puede dar buenos o malos resultados. Hoy he decidido hacer una variante del pastel de queso mascarpone y philadelphia, he quitado alguno de los ingredientes, he escogido unos moldes más pequeños y creo que el resultado ha sido mejor de lo que me esperaba. Aquí os dejo la videoreceta y la receta en texto y PDF.

Tartaletas de queso mascarpone y philadelphia

Ingredientes:

  • 1 tarrina de queso Philadelphia (200 gr.)
  • 1 tarrina de queso Mascarpone (200 gr.)
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 5 cucharadas de azúcar
  • huevos
  • 1 cucharadita colmada de maicena

Para la base:

  • un paquete de galletas maría
  • 125 gr. de mantequilla

Para la cobertura

  • 3 cucharadas de mermelada de albaricoque (fresa, melocotón, etc.)
  • medio vaso de agua
  • 2 cucharadas de azúcar

Indicaciones:

Para la base de galletas:

  1. Triturar las galletas maría.
  2. Añadir la mantequilla derretida y amasar hasta conseguir una masa untuosa.
  3. Cubrir los moldes de magdalenas o flaneras con esta mezcla (1 cm) y aplastar con una espátula.
  4. Dejar refrigerar en el frigorífico para que la masa se compacte.

Para la masa:

  1. En un bol batir los huevos.
  2. Agregar las dos tarrinas de queso y seguir batiendo.
  3. Añadir la nata líquida, las cinco cucharadas de azúcar, la cucharadita de maicena y remover hasta que todos los ingredientes estén integrados.
  4. Verter la mezcla en los moldes y hornear a 180º hasta que cuaje la mezcla. Para estar seguros, pinchar con una aguja para ver si sale limpia.
  5. Tiempo de cocción: de media hora a cuarenta y cinco minutos (depende del horno, de la cantidad de masa que se eche en cada molde, etc.).
  6. Dejar enfriar en la nevera.

Para la cobertura:

  1. En un cazo al fuego, echar medio vaso de agua, 3 cucharadas de mermelada de albaricoque y 2 cucharadas de azúcar.
  2. Dejar que rompa a hervir sin dejar de remover.
  3. Este almíbar estará listo cuando se haya espesado.
  4. Dejar enfríar y cubrir las tartaletas con este almíbar antes de servirlas.

Nota: Recomiendo consumirlas al día siguiente, estarán más buenas.

Haz clic aquí para descargarte esta receta en formato PDF (Acrobat Reader).

Related Posts with Thumbnails